Vestibulitis: una misteriosa enfermedad

En la actualidad la vestibulitis sigue siendo una enfermedad enigmática que causa de dolores agudos en la mujer y con unas consecuencias en la sexualidad muy importantes. ¿Cuál es el origen? ¿Qué provoca su aparición? Las causas todavía no están claras hoy en día; en cuanto a los tratamientos existentes, éstos van desde la psicología a la cirugía.

Dec 1, 2023 - 18:07
Dec 19, 2023 - 23:32
 0  61
Vestibulitis: una misteriosa enfermedad
© Getty Images

Dolores en la parte intima femenina: Vestibulitis Vulvar

Índice

  1. Un origen desconocido
  2. ¿Una enfermedad psicosomática?
  3. Tratamientos variados

Un origen desconocido

Numerosos factores pueden provocar la aparición de dolores en la vulva. Puede tratarse de fisuras, infecciones (herpes, candidiasis, ITS), enfermedades dermatológicas (liquen) o incluso traumatismos en el perineo. Pero también puede tratarse de una vestibulitis vulvar, es decir, una afección todavía no muy conocida que provoca una inflamación crónica del vestíbulo vulvar, una pequeña depresión de la vulva situada en la entrada de la vagina y limitada lateralmente por los labios menores.

Las mujeres que la padecen experimentan una fuerte sensación de quemazón al mínimo roce y esta parte íntima de su cuerpo puede enrojecerse. Estos son los factores que permiten distinguir la vestibulitis del vaginismo: cuando una mujer sufre esta segunda afección, el dolor es más profundo y aparece durante la penetración. Según algunos especialistas, hasta un 15% de las mujeres que presentan trastornos de la vulva podrían sufrir este problema.

¿Una enfermedad psicosomática?

Se cree que existe una posible relación con algunos agentes infecciosos como el papilomavirus y la cándida, así como con la alergia. Sin embargo, si tenemos en cuenta los artículos publicados por especialistas londinenses, los que más han publicado en el mundo acerca de este tema, no hay nada que demuestre estos orígenes. En cuanto a la píldora tampoco ha podido demostrarse nada hasta el momento. Otra razón podría ser que la región vestibular de estas mujeres tiene más terminaciones nerviosas o que su mucosa contiene un mayor número de receptores sensibles al dolor.

En cualquier caso, para reconocer la enfermedad o diferenciarla de otras con síntomas igualmente dolorosos es necesario realizar una biopsia. Sin embargo, la utilidad de esta prueba tampoco es totalmente fiable. Según el especialista canadiense S. Bergeron y sus colaboradores, la existencia de un dolor localizado en la región vestibular y el análisis de las características del dolor durante las relaciones sexuales bastan para concluir a la existencia de la vestibulitis.

Tratamientos variados

Los tratamientos de la vestibulitis son muy variados. Se han descrito buenos resultados con enfoques de psicoterapia cognitiva y comportamental o técnicas con biofeedback sobre la musculatura perineal. También existe la opción quirúrgica: esta intervención consiste en retirar el vestíbulo vulvar y parece aportar, en algunos casos, alivio y ser bastante bien aceptada por las mujeres sin causar mayores complicaciones. Por otra parte, algunos equipos informaron de una disminución de los síntomas después de realizar sesiones de acupuntura o de una inyección local de anestésicos (lidocaína) o corticoides en la región vestibular.

Sin embargo, la eficacia de estas distintas estrategias terapéuticas sigue siendo difícil de evaluar, ya que no existen estudios comparativos de calidad.

What's Your Reaction?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow