Tratamiento de las enfermedades periodontales

Las enfermedades periodontales, también conocidas como enfermedades de las encías, se clasifican en dos grandes grupos: gingivitis y periodontitis. Sus síntomas, desde el dolor de encías hasta el desprendimiento de las mismas, afectan a cerca del 80% de los adultos. ¿Cómo actuar antes estas patologías? Doctissimo analiza los tratamientos disponibles.

Dec 19, 2023 - 14:52
 0  5
Tratamiento de las enfermedades periodontales
© Getty Images

Índice

  1. La importancia de la prevención
  2. Controlar las infecciones
  3. Última etapa del tratamiento: fase quirúrgica

Aunque la gingivitis es reversible y se puede curar, en el caso de la periodontitis solo se puede conseguir una estabilización de las lesiones. Una buena razón para apostar por la prevención.

La importancia de la prevención

Antes de cualquier tratamiento de las encías, primero hay que empezar por una correcta higiene bucal. Sin ella, la cicatrización no será adecuada ni el tratamiento eficaz. La higiene bucal consiste en cepillarse los dientes dos veces al día durante tres minutos, como mínimo. Además, se recomienda utilizar un cepillo blando (para no dañar las encías) y completar el cepillado con el uso de hilo dental o de cepillos interdentales.

Después viene la limpieza profesional, una o dos veces al año; tu dentista te aconsejará la frecuencia que se adapta a tus dientes y tus hábitos alimentarios. La limpieza no duele y, además, no solo te ayudará a prevenir la gingivitis sino también a conseguir una sonrisa brillante. Si la gingivitis ha progresado hacia una periodontitis, entonces se utiliza una técnica más agresiva llamada curetaje (que permite eliminar el sarro profundo y evitar que se acumule la placa bacteriana) que normalmente se realiza con anestesia local.

Controlar las infecciones

La periodontitis tiene un alto componente infeccioso: las bacterias presentes en la boca invaden el tejido que sostiene a los dientes. Por eso, es muy importante evitar que las bacterias se multipliquen. Los medios a nuestra disposición para luchar contra ello son sencillos: enjuagues bucales antisépticos o incluso antibióticos, si tu dentista lo considera necesario.

No todos los enjuagues bucales son igual de eficaces. Además, por sí solos no suelen ser suficientes ya que solo llegan a las zonas a las que ya llega el cepillado clásico, aún así son un complemento muy eficaz para otros tratamientos. Los antibióticos solo se recomiendan a aquellas personas más propensas a desarrollar infecciones y, a menudo, como complemento de un raspado.

Última etapa del tratamiento: fase quirúrgica

Si ninguno de los métodos no invasivos ha dado resultado, puede que haya que recurrir a la cirugía. Hay tres técnicas disponibles en la actualidad, dependiendo de las lesiones a tratar. Tu cirujano dentista te ayudará a escoger la más adecuada para que puedas proteger tus dientes y encías el máximo posible:

  • Cirugía de colgajo: Consiste en separar la encía del diente para acceder a la raíz ósea. El cirujano eliminará el sarro y la placa dental y, después, realizará un raspado y alisado del diente para pulirlo bien, y mejorará el hueso de soporte del diente. Por último, este tipo de cirugía ayudará a favorecer la completa cicatrización de la encía sobre el diente suprimiendo así la bolsa periodontal.
  • Técnica de la regeneración tisular guiada: La técnica de la regeneración tisular guiada tiene por objetivo la regeneración de los tejidos de la encía restaurando los tejidos de soporte perdidos gracias a la inserción de una membrana (reabsorbible o no). Esta membrana forma una barrera dentro del periodonto y en el espacio creado así el nuevo tejido se puede regenerar.
  • Técnica del injerto óseo: C Cuando el hueso está dañado, se reemplaza por un injerto, aplicando posteriormente cirugía de colgajo o de regeneración. En cualquier caso, es indispensable mantener a continuación una excelente higiene y controlar con mucha regularidad el estado de las encías para conservar un buen resultado.

Seguro que te ha quedado claro, la mejor manera para evitar las enfermedades periodontales ¡es sencillamente prevenirlas!

What's Your Reaction?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow