Efectos secundarios de la cortisona

Remedio "bueno para todo" de la farmacopea, la cortisona permite curar un gran número de enfermedades. Si ha revolucionado los campos de la medicina desde finales de los años 1940, la otra cara de la moneda es que la cortisona provoca al mismo tiempo muchos efectos indeseados. El Profesor François Chast, jefe del servicio clínico de los hospitales universitarios Paris Centre nos habla de ella.

Dec 1, 2023 - 21:18
Dec 1, 2023 - 23:11
 0  53
Efectos secundarios de la cortisona
© Getty Images

Índice

  1. ¿Qué es la cortisona?
  2. ¿Cuáles son las indicaciones de la cortisona?
  3. ¿Qué riesgos o efectos no deseados puede ocasionar la cortisona?
  4. ¿Se puede tomar cortisona cuando estamos tomando otros medicamentos?
  5. ¿Cómo administrar la cortisona?

¿Qué es la cortisona?

La cortisona es una hormona esteroidea natural producida por las glándulas suprarrenales, que son pequeñas glándulas ubicadas sobre los riñones. Pertenece a la clase de hormonas llamadas glucocorticoides y desempeña un papel crucial en la regulación de varias funciones esenciales en el cuerpo humano.

Nuestros riñones terminan con dos glándulas suprarrenales que segregan una hormona, el cortisol. Indispensable para poder vivir, el cortisol tiene varios efectos:

  • una acción diurética con aumento de la filtración renal,
  • una acción antiinflamatoria de las defensas inmunitarias,
  • una acción reguladora de la glucosa sanguínea que permite prevenir la aparición de la diabetes,
  • también es la hormona del despertar y del estrés, nos permite tener energía suficiente, especialmente por la mañana,
  • y por último, permite quemar proteínas y grasas en los tejidos.

El cortisol suscita el interés de los investigadores desde finales de la década de 1930. Su primera indicación, una vez ha sido aislado, es el tratamiento de enfermedades reumáticas. Una paciente que sufría artritis reumatoide ha visto como mejoraba de manera abismal gracias a este tratamiento natural. Esta aplicación representa un avance médico muy importante, casi podemos hablar de una revolución. A partir de 1940, la investigación permite desarrollar la cortisona, una versión química de esta hormona natural que a partir de ese momento se destina a usos terapéuticos. Este trabajo es recompensado con el Premio Nobel de Medicina en 1950.

¿Cuáles son las indicaciones de la cortisona?

Para el Profesor François Chast, jefe del servicio clínico de los hospitales universitarios Paris Centre, la cortisona es el “remedio para todo”. Este antiinflamatorio tiene un campo terapéutico muy amplio pudiendo tratar un número considerable de enfermedades.Aquí os dejamos una lista, no exhaustiva, claro está:

  • Las enfermedades reumáticas: la cortisona se utiliza mucho para tratar la artritis reumatoide;
  • Las enfermedades respiratorias como el asma o las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC);
  • Las enfermedades inmunitarias;
  • Las alergias: se prescribe en caso de Edema de Quincke o alergias crónicas;
  • Algunos cánceres: sobre todo aquellos que tienen consecuencias inflamatorias (leucemia
  • La esclerosis múltiple;
  • Las enfermedades de la piel como los eccemas, la picazón o la dermatitis atípica;
  • Las enfermedades de los ojos, sea una infección de la córnea o de la retina;
  • Los trasplantes de órganos o de tejidos para los que se recurre a las propiedades inmunosupresoras de los mismos;
  • La enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.

¿Qué riesgos o efectos no deseados puede ocasionar la cortisona?

"Los riesgos de efectos secundarios ocasionados por la cortisona dependen de la duración del tratamiento. Cuanto más corto sea el tratamiento, menos efectos secundarios se manifiestan.", indica el Profesor Chast.

Habitualmente un tratamiento por corticoides no supone ningún problema si dura menos de diez días. Pero cuando pasa de los 3 meses puede acarrear altos riesgos de efectos no deseados. Por lo tanto es muy importante comentarle al médico todas las molestias que se ha tenido, explica el especialista. Hay que anotar también aquellos efectos que desaparecen cuando se deja el tratamiento, únicamente en caso de tratamientos cortos.

El efecto más corriente y más visible es la retención de líquidos que provoca edema y aumento de peso, pero existen muchos otros. La cortisona agrava las molestias de la osteoporosis en las personas mayores, porque aumenta el riesgo de fractura del hueso por un defecto de absorción de calcio. El riesgo de atrapar una tuberculosis pulmonar, siempre para las personas mayores, aumenta. La epidermis puede ser puesta a prueba con la aparición frecuente de calenturas. A nivel estomacal no son escasos los casos de úlcera. La cortisona puede también provocar diabetes por desregulación del metabolismo de los azúcares. Por último, son frecuentes los casos de nerviosismo e insomnio.

Por supuesto, en aquellos casos de tratamientos de menos de 10 días, este tipo de riesgos son menores. Hay que tener en cuenta que en los tratamientos de corta duración, el mayor riesgo sigue siendo el del insomnio.

¿Se puede tomar cortisona cuando estamos tomando otros medicamentos?

Una vez más, insistimos, hay que informar al médico de los medicamentos que estamos tomando antes de añadir un tratamiento por cortisona. Hay que ser especialmente prudente en aquellos casos en que se esté tomando diuréticos, laxantes o litio por ejemplo.

¿Cómo administrar la cortisona?

Existen varias maneras de administrar cortisona. Puede tomarse por vía oral, en comprimidos, con gotas para beber o por vía intravenosa, es decir mediante una inyección. “Para los asmáticos se prescribe en aerosol. De esta manera hay una menor penetración sanguínea, pero aumenta el riesgo de candidiasis, ya que el aerosol recubre la boca y puede favorecer las infecciones por hongos”, precisa el Profesor Chast. Por último también puede aplicarse por vía ocular, nasal o rectal.

What's Your Reaction?

like

dislike

love

funny

angry

sad

wow